Por fin ha entrado en vigor el nuevo protocolo anticontaminación de Madrid. Te contamos las claves para que sepas si puedes seguir circulando cuando haya alguna alerta ante este nuevo plan de movilidad urbana sostenible.

mapa1_muevete
La M-30 es la primera carretera en sufrir las restricciones. A la derecha, te contamos qué etiqueta equivale a cada vehículo

Las nuevas medidas de limitación al tráfico en Madrid actualizan el anterior plan de febrero de 2016, que restringía el tráfico de vehículos en determinadas situaciones según si su matrícula era par o impar. Con el nuevo protocolo de contaminación en Madrid, la circulación dependerá del distintivo medioambiental que tenga nuestro coche (B, C, ECO o CERO). Además, se incluye un nuevo escenario más restrictivo, el quinto, y las motos ya no estarán exentas de estas limitaciones. Te resumimos, punto por punto, las claves de esta nueva medida:

    • Si estamos en preaviso (escenario 1), el Ayuntamiento de Madrid limitará la velocidad a 70 km/h en la M-30 y en los accesos de la M-40. Todos los vehículos podrán circular.
    • Cuando se active el escenario 2, continuarán las limitaciones de velocidad y, además, aquellos coches que no dispongan de la etiqueta medioambiental no podrán circular en la almendra central y la M-30. Tampoco podrán aparcar en zona SER los coches que no sean CERO o ECO.
    • En el caso de que entremos en el  escenario 3, se aplicarán las medidas anteriores y tampoco podrán circular los coches sin etiqueta medioambiental en toda la ciudad.
    • El escenario 4 va un paso más allá: se prohibirá la circulación por la almendra central y la M-30 a los coches con etiqueta B, además de todas las restricciones anteriores.
    • Por último, el escenario 5 activará la situación de máxima alerta y no permitirá aparcar ni circular por toda la ciudad a aquellos coches que no sean CERO o ECO.

El protocolo de contaminación en Madrid apuesta por el verde

El amplio número de coches diésel y gasolina y su exceso de uso en las ciudades exige medidas  para controlar la emisión de CO2 y reducir la capa de contaminación que cubre Madrid. Cada día se hace más necesario apostar por otras opciones de transporte sostenible: si te mueves en bici, en metro o en coche eléctrico, nunca más tendrás que preocuparte por las limitaciones al tráfico en Madrid.