COCHE ELÉCTRICO

Más limpios. Más duraderos. Más futuristas.

Los coches eléctricos, que durante mucho tiempo fueron fuente de inspiración para guionistas, autores y visionarios, ahora son una realidad que quiere conquistar el mercado del automóvil.

El coche del futuro ya conquista el presente

Un coche eléctrico es un vehículo impulsado por uno, dos o más motores que emplean electricidad. Como definición parece sencillo, pero han sido décadas de estudio y ensayo-error hasta conseguir un modelo de este tipo de transporte. La labor de ingenieros, informáticos y emprendedores ha logrado que una idea que antes parecía de ciencia ficción llegue al mercado automovilístico.

Si hace cien años alguien comenta a Henry Ford que la idea era olvidarse de los combustibles fósiles a favor de la electricidad, le tacharía de loco y seguiría con su producción en serie. Si hace cincuenta años hubiera salido un anuncio en la televisión sobre “¡Nuevo modelo de coche eléctrico, olvídate del precio de la gasolina!” la generación de nuestros abuelos se hubieran llevado las manos a la cabeza. Incluso hace veinte años nadie apostaba por un modelo de conducción más limpio, barato y eficiente.

En la actualidad, el mundo y sus 3,2 millones de vehículos eléctricos en las carreteras hablan por sí solos. Ya se apuesta que la cifra de coches eléctricos en España se triplicará en 2020, superando las 100 mil unidades. ¿Su mayor freno? La desinformación y los mitos que circulan alrededor del vehículo eléctrico. ¿Una barrera? El precio frente a un coche de combustión.

Para esta segunda existe respuesta. Sí, un coche eléctrico de la misma gama que uno de combustión es más caro. Pero cuando se realiza una compra, más de este tipo de vehículos, hay que pensar en las ventajas económica a largo plazo que, en este caso, es un triple ahorro: por un lado, en combustible (la electricidad es más barata que la gasolina o el Diesel), por otro lado, en impuestos y tarifas de aparcamiento (pudiendo ser gratuitas o con una reducción muy significativa) y, por último, en reparaciones (menos piezas que arreglar, menos tiempo en el taller).

Para la primera existe este blog y, en especial, esta sección. Vamos a desmontar el miedo a quedarse sin batería en mitad de una autopista. Vamos a enseñarte que la batería de un coche eléctrico te permite ir más de dos calles de tu lugar de residencia, o, dicho de un modo más técnico, la autonomía de su batería. Te daremos consejos para aprovechar al máximo tu coche eléctrico y sus características. No nos olvidamos tampoco de las ayudas y ventajas fiscales de este método de transporte, ni de las facilidades que el gobierno ofrece a la hora de circular o estacionarse en entornos urbanos.

Si algo queremos es dar a conocer las ventajas de tener un coche eléctrico, un modelo de vehículo sostenible, comprometido con el medio ambiente y con el entorno, además de con el bolsillo de sus conductores. El futuro de la conducción está aquí y como se dice popularmente, va a pilas.