• Vigila el neumático, el diseño, la zona de conducción.

  • Revisa bien los aspectos de la batería.

La cantidad de coches eléctricos que existen en el mercado pueden complicarnos sobremanera la tarea de escoger el que más nos convenga. Te contamos cuáles son los criterios más importantes que debes revisar.

La decisión de adquirir un coche nunca se toma a la ligera. Preguntas como: comprarlo nuevo o de segunda mano; deportivo o familiar; clásico o rompedor… son interrogantes que enseguida se nos vienen a la cabeza. Y, especialmente en los últimos años, la disyuntiva entre combustión o eléctrico se suma a todos estos condicionantes. La movilidad sostenible es un ahorro para el planeta y para nuestro bolsillo, y un vehículo eléctrico es una alternativa de transporte que entra dentro de esta tendencia creciente. Por eso los usuarios han empezado a plantearse otras alternativas a sus coches diésel o gasolina. El mejor coche eléctrico ya es una realidad.

Pero en la adquisición de un coche eléctrico entran en juego muchas otras preguntas. Puede que pienses que el coste de un coche eléctrico es superior al del vehículo tradicional (te lo desmentimos en nuestro artículo “¿Cuánto se ahorra con un coche eléctrico?”) pero aun así, debes saber que no todo es el precio: hay otras cuestiones esenciales a la hora de elegir entre los diferentes modelos.

  1. Antes de empezar, ¿por qué debe ser eléctrico?

Si aún no te has decantado por elegir la #SmartMobility frente al modelo de combustión, aquí tienes tres razones que inclinarán la balanza a favor de la movilidad sostenible:

    • La primera son las ayudas que puedes conseguir con un coche eléctrico. Por ejemplo, en Madrid, puedes acogerte al plan MUS y conseguir financiación para la compra del vehículo e instalación del punto de carga.
    • La segunda es otro tipo de ayudas al ahorro. En este caso, el descuento en el impuesto de circulación y la exención del impuesto de matriculación. En muchas ciudades, también están exentos o casi exentos de pagar las zonas de  aparcamiento regulado (zonas azules, verdes y amarillas).
    • El tercer motivo es una cuestión de libre circulación. Y es que los vehículos eléctricos, etiquetados con el distintivo ambiental CERO, pueden circular sin restricciones en episodios de contaminación o en algunos supuestos como el nuevo mapa de Madrid Central.

Y por si aún tienes ganas de saber curiosidades del coche eléctrico…

  1. La batería y su autonomía

 Del mismo modo que hay vehículos de combustión que consumen más que otros y tienen depósitos más grandes, las baterías de los coches eléctricos no tienen todas la misma autonomía. Los modelos que hay en el mercado pueden tener una autonomía desde 100 km. (pensado para desplazamientos rutinarios más pequeños) hasta 500 km. Lo más habitual es encontrar modelos con 300 km. de autonomía. Aquí tienes un vídeo que pone a prueba varios modelos:

  1. ¿Vives en ciudad o en el medio rural?

Esta pregunta tiene una razón de ser muy sencilla. Y es que no es lo mismo utilizar tu coche eléctrico para desplazamientos urbanos que para superar los baches que encuentras por la montaña. Elegir un mini o un todoterreno no solo va a determinar tu estilo de vida, también tiene relación con el punto anterior. Un coche de ciudad no necesitará tanta autonomía como los vehículos eléctricos que vayan a sufrir trayectos más irregulares.

El maletero y los neumáticos también son un punto importante. La capacidad del maletero, si es mayor, permite viajes más largos y con más peso, lo que también va a afectar a la autonomía de la batería.

  1. Puntos de carga

¿Tienes garaje propio? ¿O plaza de garaje en el trabajo? La respuesta a estas preguntas marcará tu dependencia de electrolineras o puntos de cargas externos. Incluso hay centros comerciales e hipermercados que incorporan puntos de carga. ¿La clave para no llevarnos ningún susto? Investigar qué plataformas de recarga tienes a tu alrededor.

Un buen consejo es investigar cuánto te cuesta cargar el coche eléctrico en un sitio u otro. La velocidad que ofrecen las electrolineras suele ser mayor, pero los puntos de recarga domésticos siempre se adaptarán mejor a tu bolsillo. Si decides cargarlo en casa, el Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola es tu mejor opción.

  1. Modelo de coche.

¿La estética también va a influir en tu compra, verdad? Elige el color, los acabados o los extras. Estos son los quince modelos de coches eléctricos que parece que van a triunfar este año.

¿SABÍAS QUÉ… un coche de color claro condensa menos el calor, y por lo tanto mantiene la batería a una temperatura menor?

– Muévete en verde –

¿Ya has elegido cuál va a ser tu mejor coche eléctrico? Los beneficios vendrán por sí solos.