La movilidad no se limita a un tipo de vehículo, la movilidad apuesta por todos

El Día Mundial Sin Coches 2020 se ha celebrado este martes 22 de septiembre para recordarnos, un año más, que el lado sostenible de la vida no depende del coche de combustión, sino que tiene un gran menú de transporte a su disposición.

menu sin coche 2020

Pero seamos claros. La Comisión Europea no creó este día hace 20 años para que nos estuviéramos quejando del diésel, la gasolina o el gas que utilizan los vehículos de combustión. Lo hizo para que olvidáramos nuestra dependencia y comprobásemos que se puede vivir igual (o mejor) desde la movilidad sostenible.

Problemas de movilidad urbana… y más

Hace poco hablábamos de repensar las ciudades. Para ello contamos con el espacio limitado. Las supermanzanas y las ciudades de 15 minutos son soluciones que no solo hacen una ciudad más limpia, verde y útil, también acaban con el monopolio del coche de gasolina o diésel.

Más bicicletas y patinetes eléctricos, más transporte público local y menos atascos significan menos contaminación del aire, más calidad de vida, más salud con el simple hecho de, por ejemplo, cerrar el tráfico interno de algunas manzanas. Un simple cambio de señalización que salva miles de vidas y unas cuantas toneladas de CO2 a la atmósfera.

La mayoría de los espacios urbanos están pensados para favorecer al vehículo. Y si algo han demostrado los atascos constantes cada mañana de lunes, cada quincena de julio o cada navidad, es que no basta con más carriles. Tenemos que reeducarnos en qué transporte es bueno y cuál es malo.

La incógnita del EV en el Día Mundial Sin Coches 2020

Cuando hablamos del coche eléctrico, hay una especie de “vacío ético” en torno a él. Algunos lo posicionan del lado de la combustión, otros lo ven como una solución adaptable. Si ya nos has leído anteriormente, sabrás a cuál se acerca más nuestra postura.

Por supuesto que pasar del monopolio de la combustión al monopolio de los EV no es lógico. Lo bueno de la movilidad eléctrica es que entra dentro de la movilidad sostenible, dentro de las alternativas de transporte que hemos mencionado. La convivencia de un coche eléctrico con el tren, el autobús, la bicicleta y los peatones es perfecta.

Además, el coche eléctrico no emite CO2 ni otras partículas de efecto invernadero al circular. No aumenta la polución del aire y, por tanto, no afecta a todos los problemas de salud asociados a ello.

¿Qué hacemos los otros 364 días del año?

Si has decidido que cada 22 de septiembre no quieres ni oír la palabra coche, te felicitamos por ello. Pero no sirve de nada si el resto de días volvemos a depender de un vehículo que contamina y acaba con el planeta poco a poco.

Anda, pedalea, camina, monta en el autobús, pero, cuando decidas qué turismo personal quieres para tu día a día… ¿cuál elegirás?